Certificaciones energéticas

Desde 2013, toda persona que quiera alquilar o vender su vivienda está obligado a obtener el certificado de eficiencia energética.

El certificado de eficiencia energética de una vivienda es un documento oficial redactado por un técnico competente que incluye información objetiva sobre las características energéticas de un inmueble.
La certificación energética incluye la visita al inmueble de un técnico certificador, el cálculo del certificado energético, el registro del certificado energético y la emisión de la etiqueta energética. Para calcular el gasto energético se tiene en cuenta el gasto anual de energía necesario para satisfacer la demanda de un inmueble en condiciones normales de ocupación y funcionamiento (incluyendo consumo de agua caliente, calefacción, iluminación, ventilación y refrigeración)
Desde el año 2013, el RD 235/2013 hace obligatorio disponer de este documento oficial para poder alquilar o vender cualquier inmueble (vivienda, local u oficina) y para toda edificación posterior a 2007, pero ¿cómo obtener el certificado?

Un técnico especializado deberá visitar el inmueble para expedir la certificación energética

Para obtener este certificado, que tiene una duración de diez años, un técnico certificador debe realizar obligatoriamente una visita al inmueble. El departamento técnico de Legal Obra Asesores ofrece este servicio a sus clientes y se encarga de todos los trámites para la obtención del documento.

El técnico realiza una medición en el inmueble y recoge los datos relativos a la construcción (muros, puertas, ventanas…) y a las instalaciones (calefacción, aire acondicionado y agua caliente) necesarios para elaborar el informe. Posteriormente, el técnico certificador calcula con los datos obtenidos durante la visita y mediante un programa informático proporcionado por el Ministerio de Industria, el gasto energético del inmueble.

Una vez realizado este informe es imprescindible presentarlo ante el registro habilitado en cada comunidad autónoma para validar la certificación. Este trámite lo puede realizar el técnico certificador en representación del propietario del inmueble.

Tras el registro, el órgano competente de cada comunidad autónoma expide la “etiqueta energética” que muestra, entre otros datos, la calificación energética del inmueble en una escala de la A a la G, siendo la primera letra del abecedario la más eficiente y la G la menos eficiente energéticamente hablando.

La certificación energética, de obligado cumplimiento si quieres alquilar o vender un inmueble.

Como hemos comentado anteriormente, desde el año 2013 es obligatorio disponer de este documento para poder alquilar o vender cualquier vivienda. Además, la normativa establece, entre otras cosas, la obligatoriedad de mencionar la calificación energética del inmueble cuando se vaya a publicitar su venta o alquiler.

En caso de no cumplir con la normativa, el propietario del inmueble se enfrenta a sanciones que van desde los 300 a los 6.000 euros por lo que, en caso de querer vender o alquilar una vivienda, es recomendable empezar cuanto antes con los trámites para la obtención del certificado

Leave a Reply

Your email address will not be published.